SG Centros Capilares decolora el cabello con el sol

El cabello se decolora con el sol, como seguro que habrás observado que te sucede en verano, sobre todo en la playa o en la montaña, cuando pasas más horas expuesta a sus rayos.

Esto se debe a la acción de los rayos ultravioleta (UV). Los rayos UV pueden dañar la estructura del cabello, especialmente la capa externa llamada cutícula, que es responsable de proteger el interior del cabello de daños externos. Cuando la cutícula se daña, permite que los pigmentos naturales del cabello, como la melanina, se degraden más fácilmente. Como el cabello está constituido por células muertas no puede fabricar más melanina de la que se va desgastando El cabello, entonces, se vuelve más claro o incluso adquiere tonos “verdosos” al sumarse el efecto del sol con el del cloro de las piscinas. Si el cabello está teñido el efecto de los rayos UV es aún más pronunciado.

Sin embargo, con la piel sucede justo lo contrario, al degradarse la melanina por efecto de los rayos uva se activa la producción de melanina, cómo defensa natural contra la radiación solar, y por eso nos ponemos morenos.

Por qué se decolora el cabello

La melanina es el pigmento que le da color al cabello y se encuentra en las células llamadas melanocitos en la raíz del cabello. Los rayos UV del sol pueden penetrar en la cutícula y oxidar la melanina, lo que lleva a la decoloración del cabello. Este proceso es similar al efecto que se produce cuando decoloramos el cabello de forma química en la peluquería.

El sol, también puede hacer que el cabello esté más opaco, porque al abrirse la cutícula los rayos solares no se reflejan en la superficie del cabello.

Los rayos UV pueden dañar la estructura de proteínas del cabello, lo que puede llevar a una pérdida de elasticidad que aumenta el riesgo de rotura y que las puntas se abran con más facilidad.

Para proteger el cabello del daño solar y la decoloración, es importante usar productos capilares que contengan filtros solares o usar sombreros o pañuelos para cubrir el cabello cuando se está expuesto al sol durante períodos prolongados.

Cómo proteger nuestro cabello frente al sol

Para proteger el cabello del daño solar, es importante usar protectores solares capilares con filtros UV, y limitar la exposición directa al sol, especialmente durante las horas pico de radiación UV. También es recomendable usar sombreros o pañuelos para cubrir el cabello cuando se esté al aire libre durante períodos prolongados.

Además, mantener el cabello bien hidratado con acondicionadores y tratamientos hidratantes también puede ayudar a prevenir algunos de los daños causados por el sol y usar productos como nuestra keratina líquida para restaurar la cutícula. Los tratamientos de vitaminas proporcionan la nutrición necesaria para devolver al cabello su fuerza.

Los productos SG son de fórmula exclusiva basada en investigaciones y ensayos de laboratorio cuyos compuestos y activos han superado los test más exigentes, potenciando las propiedades y asegurando sus beneficios. Tónicos, champús, mascarillas y tratamientos intensivos regenerante, revitalizante y reestructurante que pueden ayudarte cuidar tu cabello de los efectos del sol. ¡Consúltanos!