A veces el cabello se cae de una manera excesiva y a gran velocidad, produciendo lo que se llama ALOPECIA. En este tipo de alopecia difusa, el cuero cabelludo no muestra ningún signo de inflamación o irritación, lo que sucede es que se produce una disminución del folículo piloso y el pelo se vuelve más fino, seco y quebradizo. Al volverse más fino la sensación visual de menos pelo es todavía más evidente.

Afecta por igual a hombres y mujeres y no está producida por una causa en concreta, sino que puede tener diferentes desencadenantes como:

  • Alimentación deficiente debido a alguna dieta drástica
  • Estrés
  • Enfermedades, como las de tiroides
  • Alteraciones hormonales, como las que se producen en las mujeres tras el parto o la menopausia
  • Algunos medicamentos
  • Tratamientos de quimioterapia
  • Posoperatorios…

Normalmente, cuando se conoce la causa de esta alopecia es conveniente acudir a un especialista que estudie el estado real del cuero cabelludo y los folículos para aplicar el tratamiento que ayude a que el pelo se recupere con fuerza.

Como decimos siempre, la caída de cabello tiene solución, lo importante es actuar a tiempo. No dudes en ponerte en contacto con nosotros, haremos un diagnóstico de tu caso y aplicaremos el tratamiento adecuado.